Hábitos de Otros Lugares : Qué Hora es ?

Relojes en Ginebra

Todos estamos acostumbrados a escuchar bondades de los relojes suizos. No obstante les puedo asegurar que mucho menos que los suizos mismos.

En Ginebra hay más relojerías que kioscos de fasos. No es joda. En la manzana de mi oficina haz 7 (siete) y eso que no es una zona muy céntrica. Kioscos? Solo uno en el radio de dos cuadras a la redonda (y eso que acá un Marlboro Box sale lo suficientemente caro como para comprarlo financiado : 21 pesos argentinos).

El suizo hace culto de sus tradiciones. Allá por el año 1400, la zona de Ginebra era invadida recurrentemente por todos sus vecinos, romanos, alemanes, franceses, celtas, etc. El yeite era que los ríos que salen del lago de Ginebra eran la principal vía comercial del centro de Europa, siendo Ginebra una especie de Uruguayana europea. De esta manera, se desarrollaron mucho los artesanos, que aprovechaban el flujo comercial para vender sus porquerías, entre ellas, los relojes.

Después de siglos de desarrollo, los suizos siguen haciendo los mejores relojes de este planeta, y no me refiero solo a las poquísimas marcas que podemos conocer (Swatch, Rolex, Omega, Longines y chau). Aquí hay más fábricas de relojes que frigoríficos en la Argenina. Desde nombres que alguna vez escuchamos (Reymond Weil?) hasta otros que son nombres impronunciables de familias de alcurnia que fabrican como mucho 100 piezas al año.

De esta manera, el suizo que se precie, tiene que portar un buen tacho en la muñeca. Si sos cocinero, algo de USD 1000 mínimo. Si sos empleado público (puesto nada despreciable) de USD 5000 para arriba.

Otra historia diferente son los argentinos en Suiza. Con increíble precisión, les puedo asegurar que:

  • El argentino que visita Suiza por turismo se compra un Tag Heuer (y algún Swatch para el fin de semana)
  • El argentino que viene seguido a Suiza se compra un Omega o un Longines.
  • El argentino que se viene a vivir a Suiza, irremediablemente se compra un Rolex Submariner con fondo negro. Increíblemente he cenado con cuatro matrimonios de argentinos y TODOS los hombres tenían el mismo reloj.

Pero el suizo es otra cosa. No compra relojes de serie. Compra ediciones limitadas. He visto catafalcos impresionantes en brazos que apenas pueden jugar a las pulseadas chinas. Para muestra, les adjunto tres fotos. Las dos primeras, las del reloj de un Carlitos que estaba tomando una Coca al lado de mi mesa el sábado en un barcito en la costa del lago. El caballero terminó, y se subió a su Volkswagen Golf 2007 o 2008 (auto de pobretón por acá). La segunda, la del reloj con su precio en Francos Suizos en una de las 7 relojerías de mi manzana (USD 1 = SFr 1.10).

Carlito´s watch

fotos-relojes1

fotos-relojes2

Your browser may not support display of this image.Your browser may not support display of this image.

Que guacho Carlitos!!

fotos-relojes3

Your browser may not support display of this image.

Conclusión 1) En Suiza tener un Rolex no es sinónimo de nada.

Conclusión 2) Si sos argentino, quedate con tu Paddle Watch. Es exótico.

Conclusión 3) Nunca le pidas la hora a Carlitos. La respuesta te hace perder el Bondi.

Por Dik (corresponsal Europa)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s