Monthly Archives: September 2009

Puedo tener un millón de amigos

Una empresa australiana ofrece paquetes que van desde los 1.000 amigos hasta los 10.000 a un costo de entre 177 y 1.167 dólares.
Luego de ofrecer un servicio similar a los usuarios de Twitter, la empresa australiana uSocial explicó que se dirige a estos sitios de redes sociales por su enorme potencial para la publicidad.

“Facebook es una herramienta de marketing extremadamente efectiva”, dijo Leon Hill, consejero delegado de uSocial (http://usocial.net), en un comunicado.

“El simple hecho es que con un seguimiento grande en facebook, tienes un grupo de gente al que apuntar al instante, con el que puedes contactar y promocionar lo que sea que tienes que promocionar”, agregó.

“El único problema es que puede ser extremadamente difícil conseguir este seguimiento, y aquí es donde entramos”, agregó.

La compañía ofrece paquetes para facebook, la primera red social en internet del mundo, que van desde los 1.000 amigos hasta los 10.000 a un coste de entre 177 y 1.167 dólares.

“Todo lo que hacemos es enviarles un mensaje de bienvenida o una solicitud de amistad del cliente. Si deciden seguir adelante y agregar a esa persona como amigo o como fan, lo harán; si no, entonces no”, dijo Hill a los medios australianos.

Facebook es ahora la cuarta página web más visitada del mundo.
Sin embargo, los paquetes de uSocial no están exentos de controversia.

Según páginas web australianas, Twitter trató de bloquear a uSocial acusándolo de enviar spam a sus miembros, mientras que Los Angeles Times informó que Digg.com, una página web donde la gente vota por sus noticias o webs favoritas, también intentó bloquearla porque vendía votos.

Fuente: Infobae

El Bulli, modelo de negocio

El restaurante de Ferrán Adriá se ha convertido en el protagonista del libro Open Bussines Models: las dos caras de los Modelos de Negocio Abiertos, resultado de los estudios realizados por Francesco D. Sandulli, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, y Henry Chesbrough, profesor de la Universidad de California, sobre los tipos de negocios actuales. Ambos profesores dan las claves para que en los tiempos de crisis en los que nos encontramos, nuestro negocio sea capaz de crecer, adaptarse y diferenciarse del resto, como sucede con ‘El Bulli’. Entender las características del modelo de negocio de la empresa y estructurarlo formalmente son aspectos claves que aún no se dan en muchas empresas.

Los autores diferencian dos modelos de negocio: los parcialmente abiertos que compran o venden recursos a terceras empresas, y los completamente abiertos que son capaces de comprar y vender sus soluciones a otras compañías.

En esta última clasificación encontramos al restaurante de Ferrán Adriá, que a pesar de perder dinero en sí mismo es capaz de generar beneficios a través de acuerdos con otras empresas. Convertido en paradigma de negocio abierto, ‘El Bulli’ es capaz de recibir anualmente un millón de solicitudes de mesa. Éxito avalado por los expertos ya que desde 1997 mantiene su tercera estrella Michelín.

Una de las estrategias que lleva a cabo el “alquimista de la cocina”, como es conocido Adriá, es cerrar su restaurante seis meses al año para realizar estudios de I+D en nuevos sabores y texturas. Investigaciones en gastronomía molecular, micropropiedades de los alimentos, especies, ingredientes. son las fórmulas para que el mejor restaurante del mundo se renueve cada año con recetas exclusivas.

Colaboraciones

Sin embargo, los autores explican en su libro que no todos los descubrimientos son realizados dentro de su organización. Precisamente, como paradigma de ‘negocio abierto’, “Adriá se encuentra entre los colaboradores de una serie de descubrimientos en gastronomía realizados por Hervé This, un químico-físico francés”. Además, ha participado en el proyecto INICON, de la UE, dirigido a promocionar la colaboración entre científicos, chefs y restaurantes.

Pero los negocios abiertos como el de ‘El Bulli’ también tiene retos que se deben superar para tener éxito. Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan las empresas es la selección y búsqueda de los recursos. La empresa tiene que delimitar esa búsqueda a sus necesidades y elegir ese recurso atendiendo a valores como la confianza, el compromiso del propietario del recurso externo, la complejidad y su cuantificación.

De igual manera, la integración de los recursos externos con los internos y la obtención del valor esperado es uno de los retos mas difíciles. La incertidumbre que provoca la adquisición de un recurso hace que las empresas, en busca de la rentabilidad, compartan los recursos con sus socios, lo que reduce los costes. Todos los ha superado Adriá, convirtiendo en empresa rentable un restaurante que pierde dinero.

El iphone y las Blackberry según Jerry Seinfeld


Jerry Seinfeld opina (a su estilo) sobre el iphone y el blackberry.

Un manifiesto incompleto para el crecimiento / An Incomplete Manifesto for Growth

Bruce Mau es un diseñador canadiense que en 1998 escribió una pieza inspiracional a la que llamó “Un manifiesto incompleto para el crecimiento” (en inglés).

Se trata de una redacción ágil y algo provocadora, del estilo del Manual del Trainee o las 11 reglas para la vida.

Son 43 ideas para pensarlas una a una, y ver con cual de ellas acordamos. La que más me gusto de todas:

14. No seas “cool”. “Cool” es el temor conservador vestido de negro. Libérate de los límites de esta naturaleza.

A continuación, el texto completo:

1. Permite que los acontecimientos te cambien. Tienes que estar deseando crecer. El crecimiento no es algo que te ocurre. Tú lo produces. Tú lo vives. Los requisitos del crecimiento son: que estés abierto a experimentar nuevos acontecimientos y dispuesto a ser cambiado por ellos.

2. Olvídate de lo bueno. Lo bueno es una medida conocida; es aquello en lo que todos estamos de acuerdo. Crecer no es algo necesariamente bueno. El crecimiento es una exploración intermitente que no necesariamente nos llevará a lo que estamos buscando. Mientras te apegues a lo bueno, nunca alcanzarás el verdadero crecimiento.

3. El proceso es más importante que el resultado. Cuando el resultado conduce al proceso, sólo llegaremos a donde ya hemos estado. Si el proceso conduce al resultado, quizás no sabremos a dónde vamos, pero sabremos que queremos estar ahí.

4. Ama tus experimentos (como amarías a un hijo feo). La emoción es el motor del crecimiento. Goza la libertad de considerar tu trabajo como maravillosos experimentos, intentos, ensayos y errores. Adopta un enfoque de largo plazo y permítete todos los días la diversión de fracasar.

5. Profundiza. Entre mayor profundidad alcances, más probable será que encuentres algo valioso.

6. Captura los accidentes. La respuesta incorrecta es la respuesta acertada en busca de una pregunta diferente. Acumula respuestas equivocadas como parte del proceso. Plantéate diferentes preguntas.

7. Estudia. Un estudio es un lugar para estudiar. Utiliza la necesidad de producir como una excusa para estudiar. Todos se beneficiarán.

8. Divaga. Permítete divagar sin propósito. Explora lo colindante. Evita los juicios. Deja la crítica para después.

9. Comienza donde sea. John Cage nos dice que el no saber dónde comenzar es una forma común de parálisis. Su consejo: comienza donde sea.

10. Todos somos líderes. El crecimiento ocurre. En el momento en que se dé, déjalo surgir. Aprende a seguir a otros cuando tenga sentido. Permite que cualquiera dirija.

11. Cosecha ideas. Limita las aplicaciones. Las ideas necesitan de una dinámica, de un flujo, de un ambiente generoso para sobrevivir.

12. No dejes de moverte. El mercado y su dinámica tienen la tendencia a reforzar el éxito. Resístelo. Permite que el fracaso y la capacidad de cambio sean parte de tu práctica.

13. Desacelérate. Apártate de la sincronía de los marcos de tiempo establecidos y te sorprenderán las oportunidades que se presentarán.

14. No seas “cool”. “Cool” es el temor conservador vestido de negro. Libérate de los límites de esta naturaleza.

15. Haz preguntas tontas. El crecimiento se alimenta del deseo y de la inocencia. Valora la respuesta, no la pregunta. Imagínate aprendiendo a lo largo de tu vida al ritmo de un niño.

16. Colabora. El ambiente que prevalece entre la gente que trabaja en equipo está lleno de conflictos, fricciones, discordias, gozos y un vasto potencial creativo.

17. _____________. Intencionalmente conservado en blanco. Deja espacio para las ideas que aún no has tenido y para las ideas de otros.

18. Desvélate. Cosas extrañas ocurren cuando has ido muy lejos, cuando llevas mucho tiempo despierto, has trabajado demasiado y estás aislado del resto del mundo.

19. Trabaja la metáfora. Cada objeto tiene la capacidad de representar algo distinto de lo que aparentemente es. Trabaja en lo que representa.

20. Asegúrate de correr riesgos. El tiempo es algo genético. El hoy es hijo del ayer y padre del mañana. El trabajo que haces hoy creará tu futuro.

21. Repítete. Si te gusta, hazlo otra vez. Si no te gusta, hazlo otra vez.

22. Inventa tus propias herramientas. Haz híbridos con tus propias herramientas para construir cosas únicas. Aun las herramientas más sencillas pueden construir avenidas completamente nuevas para la exploración. Recuerda que las herramientas amplifican nuestras capacidades, y que la más pequeña de éstas puede hacer una gran diferencia.

23. Súbete a los hombros de los demás. Puedes viajar más lejos montado en los logros de quienes te han precedido. Y desde ahí, la vista es mucho mejor.

24. Evita el software. El problema con el software es que todo el mundo lo tiene.

25. No limpies tu escritorio. Podrías encontrar por la mañana algo que no pudiste ver esta noche.

26. No participes en concursos en busca de reconocimiento. Simplemente no lo hagas. No es bueno para ti.

27. Sólo lee las páginas del lado izquierdo. Marshall McLuhan lo hacía. Si disminuimos la cantidad de información, dejamos espacio para lo que puede ser nuestra “ronchita”.

28. Crea nuevas palabras. Expande el léxico. Las nuevas condiciones demandan nuevas formas de expresión. La expresión genera nuevas condiciones.

29. Piensa con la mente. Olvida la tecnología. La creatividad no es un objeto-dependiente.

30. Organización = Libertad. La verdadera innovación en diseño, o en cualquier otro ámbito, ocurre en un contexto. Ese contexto es una suerte de empresa manejada como cooperativa. Frank Gehry, por ejemplo, sólo es capaz de crear Bilbao porque su estudio lo tiene contemplado en el presupuesto. El mito de una separación entre los “creativos” y los “de traje” es lo que Leonard Cohen define como un “encantador artefacto del pasado”.

31. No pidas dinero prestado. Nuevamente, es un consejo de Frank Gehry. Al mantener el control financiero, mantenemos el control creativo. Esto no es exactamente ciencia espacial, pero es sorprendente lo difícil que resulta mantener esta disciplina y cuántos han fallado en ello.

32. Escucha con atención. Todo colaborador que entra en nuestra órbita trae consigo un mundo más extraño y complejo de lo que jamás hubiéramos imaginado. Al escuchar el detalle y la sutileza de sus necesidades, deseos o ambiciones, hacemos coincidir su mundo con el nuestro y ninguna de las partes volverá a ser la misma.

33. Haz visitas de campo. La amplitud del mundo es mucho más grande que la de tu televisor o Internet; más profunda, interactiva, rentable y dinámica que cualquier ambiente simulado en computadora en tiempo real.

34. Comete errores más rápido. Esta no es mi idea; la pedí prestada. Creo que pertenece a Andy Grove.

35. Imita. No seas tímido al respecto. Intenta llegar tan cerca como puedas. Nunca recorrerás todo el camino, y la separación puede resultar realmente sorprendente. Sólo necesitamos observar a Richard Hamilton con su versión del gran vaso de Duchamp para ver lo rica, desacreditada y desaprovechada que es la imitación como técnica.

36. Improvisa. Cuando se te olviden las palabras, haz lo que Ella Fitzgerald: inventa algo más… pero no palabras.

37. Rómpelo, estíralo, flexiónalo, estréllalo, quiébralo, dóblalo.

38. Explora la otra orilla. Existe una gran libertad cuando evitamos adoptar el paquete tecnológico. No podemos encontrar la otra orilla porque estamos parados sobre ella. Intenta utilizar equipo con tecnología que se ha tornado obsoleta por un ciclo económico, pero que aún posee un rico potencial.

39. Los descansos para tomar café, los viajes en taxi, son invernaderos. El verdadero crecimiento con frecuencia ocurre fuera de los espacios en los que intentamos que se dé; en espacios poco ortodoxos — lo que el Dr. Seuss llama “el lugar de espera”. Hans Ulrich Obrist una vez organizó una conferencia sobre ciencia y arte con toda la infraestructura de una conferencia — recepción, pláticas, comidas, llegadas al aeropuerto — lo único que no hubo fue conferencia. Aparentemente el experimento fue altamente exitoso y gestó un ambiente de colaboración que aún persiste.

40. Evita marcar áreas. Sáltate las trancas. Las fronteras de la disciplina y los ambientes regulatorios son intentos de controlar la tormentosa vida creativa. Comúnmente son esfuerzos entendibles para ordenar los procesos evolutivos complejos. Nuestro trabajo es saltar trancas y atravesar campos.

41. Ríete. La gente que visita nuestro estudio con frecuencia comenta sobre cuánto nos reímos. Desde que soy consciente de ello, lo utilizo para medir qué tan cómodamente nos estamos expresando.

42. Recuerda. El crecimiento sólo es posible como producto de la historia. Sin memoria, la innovación se convierte en mera novedad. La historia da rumbo al crecimiento. Pero la historia nunca es perfecta. Cada recuerdo es una imagen degradada o recompuesta de un momento o acontecimiento previo. Esto es lo que nos hace conscientes de que se trata del pasado, y no del presente. Ello significa que cada recuerdo es nuevo, que se trata de algo diferente de su fuente y con un gran potencial de crecimiento propio.

43. Dale el poder a la gente. El juego sólo puede ocurrir cuando la gente siente que tiene el control sobre su vida. No podemos ser agentes libres si no somos gente libre…

La traducción estuvo a cargo de Venagraphica.es

Via internalcomms.com.ar